¿Es Arduino un Juguete?

“¿Cómo vas a hacer el prototipo de ese proyecto en un Juguete?”,  “¿Arduino?, ¿Eso no sirve solo para enseñar a los niños?”, “Es mejor usar una placa de desarrollo de verdad.”

Estas son solo algunas de preguntas y  afirmaciones que me encuentro cada vez que digo de realizar un prototipo en Arduino, Rasberry Pi, Beagle Bone o Pinguino. Cierto es que son placas de desarrollo de bajo coste y fáciles de programar. De hecho esa es la principal razón por la que se utilizan en enseñanza. Pero hay que tener claro una cosa bastante importante a la hora de hacer un proyecto. Son placas de desarrollo, y como tales sirven para hacer prototipos.

En mi vida laboral he trabajado con diferentes placas de desarrollo de diferentes fabricantes, ST, Texas Instruments o Microchip. Y la experiencia a nivel de acabado es exactamente la misma a la que se tiene utilizando Arduino, solo que el desarrollo termina siendo mas lento y tedioso. Mucha gente olvida y me vuelvo pesado en esto en que son placas de desarrollo, y por supuesto que no es la mejor opción para utilizar como producto final. Tal y como ocurre con el resto de placas de desarrollo, tiene un micro controlador que intenta ser lo más genérico y polivalente posible, ya que el desarrollador pretenderá crear varios proyectos con la misma placa y no tienen por qué ser del mismo tipo.

 

Además también tenemos varios modelos en función del alcance de nuestro proyecto, si necesitamos más o menos salidas o entradas digitales y analógicas, más velocidad de procesado, o algún módulo de comunicación integrado. En esto, estas placas no destacan en nada, son como todas las placas. Sin embargo lo que las hace especiales son la gente que hay detrás de estas plataforma, una enorme comunidad que desarrolla en paralelo librerías y código para usar casi cualquier sensor, actuador o módulo de comunicación que podamos adquirir. Existen decenas de fabricantes que desarrollan shields compatibles con estas placas, ya sean sensores, controladores de motores, o módulos de comunicación que se adaptan al uso de Arduino como DFrobot, Seeed Studio o Adafruit .

Arduino tiene un lenguaje de programación que es realmente simple, que además podemos utilizar con el código en el lenguaje C del compilador del fabricante, e incluso si hiciera falta utilizar el código ensamblador, y lo mejor de todo, es que puedes mezclar todos estos tipos de código en el mismo programa o skecth y el compilador no tendrá problemas en darte el ejecutable que deseas en tu Arduino. Y si a esto le sumas que tienes cientos de librerías y shields listas para usar con Arduino, se convierte sin lugar a dudas en la mejor opción para desarrollar un prototipo.

Una vez el prototipo es funcional, entonces, y solo entonces, plantea de verdad utilizar otro micro controlador que se adapte a las necesidades de tu proyecto. Pero ¿para que necesitas complicarte la vida realizando un prototipo?.

Luego por ello, está claro que podemos concluir que muchísima gente dentro del sector de la electrónica subestima sin pudor las posibilidades del hardware libre a nivel comercial. No obstante, estas ventajas son un hecho indiscutible, razón por la cual cada vez más empresas se suman al movimiento de hardware libre pidiendo ingenieros y técnicos con fuerte conocimiento tanto en Arduino como en Raspberry Pi. Por supuesto con un fuerte conocimiento de electrónica digital.

Si estás decidido a aprender, desde ardugeek.es te ofrecemos un curso completo de Arduino para aprender desde 0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.